príncipe Harry y Meghan

El plan del príncipe Harry y Meghan Markle para reconciliarse con la familia realLos duques de Sussex continúan en el camino por ser mediáticos, no ser olvidados por la familia real y mantener su independencia.

La popularidad del príncipe Harry y de su esposa, Meghan Markle, se ha deteriorado en el transcurso de 2021 y el detonante fue la entrevista otorgada a Oprah Winfrey, en la que arremetieron contra la familia real.

La nueva encuesta de la firma YouGov demostró que la opinión favorable sobre los duques de Sussex ya no es la misma en Inglaterra y la popularidad de Harry cayó del 43 % al 34 %, mientras que la de Meghan pasó del 29 % al 26 %, menos puntos que su esposo, pero más significativo, luego de ser escogida como la persona del año en 2018 por la revista Time, popularidad que no han alcanzado otras mujeres de la realeza británica.

Incluso, el anuncio del lanzamiento de un libro de memorias que verá la luz cuando la reina haya fallecido, no fue suficiente para mantener con buena imagen a los duques, aun cuando el contrato es millonario con la editorial Penguin Random House.

Ante esto, al prensa británica reveló en las últimas horas que la pareja comenzó un plan a modo de reconciliación con la reina Isabel II y la corona, con el fin de evitar un peor deterioro de las relaciones.

La estrategia se puso en marcha a través de una carta en la que los duques solicitan un encuentro con la reina para presentarle a su bisnieta Lilibet Diana Mountbatten-Windsor en las próximas semanas, luego de que hace un par de meses se explicara en un comunicado que el nombre de la menor es un homenaje a la reina.

Incluso, se ha rumorado en Inglaterra que la pareja, que ahora vive en Estados Unidos, tendría intenciones de realizar el bautizo de Lilibet Diana en el castillo de Windsor. Sin embargo, las respuestas de la corona aún se están esperando.

La reina y sus planes para que no se debilite la corona

En los últimos días se conoció que la reina Isabel estaría enfilando baterías para evitar cualquier asunto que ponga en peligro a la monarquía británica, más de lo que ya se ha afectado con Harry y Meghan y con el escándalo del príncipe Andrés, a quien acusan de haber violado a una menor.

Según el diario The Daily Mail, la reina está ‘exasperada’ con el comportamiento de su nieto y su esposa hacia la familia real. Para ella, la entrevista que el príncipe Harry y Meghan Markle concedieron a Oprah Winfrey y en la que desvelaron muchos detalles escabrosos sobre la corona ha hecho que la reina Isabel II quiera tomar cartas en el asunto.

Y si se atienen a lo que ya han revelado, nadie cree que esas memorias vayan a ser menos jugosas de lo que ya han sido las entrevistas que Harry le ha concedido a Oprah. Por el contrario, muchos temen que Harry y su mujer, Meghan Markle, en un libro revelen muchos más detalles.

Además de eso, se conoció que el libro Finding Freedom, una autobiografía que escribieron Omid Scobie y Carolyn Durand supuestamente sin la autorización de los duques. La versión actualizada de Finding Freedom incluye un nuevo capítulo que aborda las consecuencias de la entrevista explosiva del duque y la duquesa con Oprah Winfrey, en marzo de 2021.

“Sus 256 páginas están cargadas de reflexiones egoístas sobre las controversias que han rodeado a la pareja en el año desde que la primera versión del libro salió a la venta”, escribió Kay. Para él, las críticas de Harry y Meghan a la familia real no son otra cosa que “quejidos autoindulgentes”, y agrega que muchos en el Reino Unido se han “cansado de las quejas de esta pareja de plumas, especialmente cuando parece incluir críticas a una monarca de 95 años muy querida por sus súbditos”.Lo cierto es que con todo lo acontecido en los últimos meses se incrementó la mala relación de la pareja –que hoy vive en Montecito, California– y sus familiares. Y ahora parece que la abuela ha dicho “basta” y que está a punto de comenzar un nuevo episodio en esta trama.