Protestas en España por encarcelamiento de rapero que criticó la monarquía

Pablo Hasél de 32 años fue condenado a nueve meses de prisión, decisión que levantó el debate sobre libertad de expresión en ese país

Pablo Hasél es un rapero catalán de 32 años que a través de canciones con letras revolucionarios y desde su cuenta de Twitter ha criticado a la monarquía española y a la policía.

Hásel fue condenado a nueve meses de prisión, seis años de inhabilitación para ejercer un cargo público y se le impuso una multa de cerca de 30.000 euros por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y las instituciones del Estado.

Dicha decisión levantó el debate sobre la libertad de expresión en España y motivó protestas en Madrid y Barcelona. Además, el socialista Pedro Sánchez se comprometió a revisar el código penal para que este tipo de delitos no sean sancionados con penas de cárcel.

«Los violentos y los que no aceptan las normas no tienen cabida en nuestra sociedad. Condeno firmemente la violencia», tuiteó el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Los manifestantes han lanzado arengas como “ser policía, vergüenza me daría”, “fuera policías de nuestras calles” o “Nazi de día, de noche Policía».

Los empleados de los comercios se han encerrado en sus establecimientos por los fuertes enfrentamientos con la policía. En Barcelona y Madrid se han quemado colchones y creado barricadas en los puntos de concentración. Son más de 50 heridos, entre ellos una joven de 19 que perdió un ojo por el impacto de una bala de goma.